Deja un comentario

Obesidad abdominal y cáncer de colon

Obese Australians

Los pacientes con obesidad abdominal tienen un 52 por ciento más de riesgo de padecer cáncer de colon que las personas que tienen una relación normal entre cintura y cadera, según ha mostrado el estudio de Investigación Prospectiva Europea sobre Nutrición y Cáncer (EPIC, por sus siglas en inglés).

No obstante, el exceso de peso no sólo influye en el desarrollo de la enfermedad sino también en el riesgo de mortalidad una vez detectado este tipo de cáncer, primer tumor maligno en incidencia y segundo en mortalidad en España

Asimismo, los estudios realizados por el Instituto Americano de Investigación sobre el Cáncer (AICR) sitúan en la barrera de 100.000 el número de casos de dicha enfermedad provocados por la obesidad cada año en Estados Unidos.

En Europa, a comienzos del siglo XXI, se estimaba que más de 70.000 personas desarrollaron la enfermedad debido a problemas de sobrepeso y a su creciente nivel de grasa corporal, mientras que los últimos estudios acercan las cifras a los 125.000 casos.sos de dicha enfermedad provocados por la obesidad cada año en Estados Unidos.

Ahora bien, según ha informado el Instituto de Obesidad, los porcentajes varían en función del tipo de obesidad siendo el principal factor de riesgo la obesidad abdominal por encima de la obesidad o sobrepeso generalizado.

Por otra parte, una reciente investigación publicada en el ‘Journal of Clinical Oncology’ observó que el riesgo de mortalidad una vez detectada la enfermedad era un 30 por ciento más alto en las personas con obesidad que en las personas con peso normal. Además, si se padece diabetes tipo 2 los pronósticos empeoran aún más.

Del mismo modo, un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha apuntado que el sobrepeso entre la ciudadanía incrementa un 30 por ciento el número de muertes por cáncer. En él, se pone de manifiesto que este elevado porcentaje de muertes provocadas por el cáncer puede evitarse con un cambio en los estilos de vida y con comportamientos más saludables.

Dicho porcentaje corresponde a fallecimientos atribuidos al sobrepeso, el bajo consumo de frutas y verduras, la falta de actividad física y el consumo de alcohol y tabaco, siendo este último el factor de riesgo más importante y responsable del 20 por ciento de muertes por cáncer en general y del 71 por ciento de las causadas por tumores malignos de pulmón.


Deja un comentario

Accidentes de trafico y obesidad

obesidad-conducir

Los obesos mueren más en accidentes de tráfico que las personas con normopeso, según revela un estudio publicado en el último número de la revista Emergency Medicine Journal. A partir de datos de 57.491 accidentes de tráfico con desenlace fatal registrados durante doce años en Estados Unidos, los investigadores comprobaron que, para vehículos de similar modelo y tamaño, el riesgo de que el conductor falleciera se incrementaba en un 21% si padecía obesidad grado I, y en un 51% si sufría obesidad grado II. Para las mujeres las cifras se incrementaban aún más: un 36% para obesidad I y un 75% en caso de obesidad grado II.

Los autores sugieren como posible explicación que la parte inferior del cuerpo de los conductores obesos se ve más propulsada hacia delante en el impacto antes de que el cinturón de seguridad llegue a sujetar la pelvis. Además, advierten que hay que tener en cuenta las personas obesas son más propensas a tener otros problemas de salud secundarios que pueden contribuir a su mayor riesgo de fallecer en el accidente.


Deja un comentario

12 formas de INCREMENTAR TESTOSTERONA

FITNESSBOY

La testosterona es la hormona masculina por excelencia, implicada en distintos procesos y mecanismos como el desarrollo muscular y buen rendimiento. Por ello, conocer la forma de aumentar los niveles de testosterona de forma natural podría servirte para alcanzar tus objetivos.

Te lo explico a continuación:

1.CONSUME MÁS ZINC: Ello previene que la enzima aromatasa convierta la testosterona en estrógeno (la hormona femenina). Niveles bajos de zinc pueden causar niveles bajos de testosterona. Puedes comprar un suplemento que te proporcione al menos 50 a 100 mg de zinc diariamente.

2. COME SUFICIENTE: La cantidad de calorías que consumes cada día deben ser suficientes para mantener tu peso corporal. Las dietas muy bajas en calorías, se asocian con bajos niveles de testosterona.

3. COME CARNES: Las dietas vegetarianas conducen a niveles más bajos de testosterona en sangre y una mayor cantidad de testosterona “inactiva”, incluso cuando la ingesta de proteínas es la misma. Asegúrese de consumir proteínas de origen animal como: aves, res, pescados y cerdo. La carne roja es particularmente buena, debido a sus niveles más altos de grasa saturada y zinc.

4. COME GRASA BUENA: Una dieta muy baja en grasa disminuye los niveles de testosterona. Incluye en tu dieta, grasas saludables monoinsaturadas y Omega-3 como: nueces y semillas, pescados como el salmón y el atún, palta, aceituna, aceite de oliva y sacha Inchi, mantequilla de maní.

3. ELIMINA LA GRASA CORPORAL: El tejido graso contiene una enzima llamada aromatasa la cual convierte tu testosterona ‘masculina’ en estrógeno ‘femenino’, haciendo que tus niveles de testosterona desciendan. Ejercítate y aliméntate saludablemente.

4. COME BRÓCOLI: Consume de frutas y vegetales crucíferos CRUDOS tales como el brócoli, repollo, coliflor, coles de Bruselas, col china, rábanos, nabos, berzas y col rizada, éstos contienen un químico llamado diindolylmetano, que ayuda a que tu cuerpo elimine el exceso de estrógeno.

5. NO EXAGERES CON EL CONSUMO DE PROTEÍNAS: Puede aumentar la pérdida de testosterona a través de la orina. Mientras que la proteína es necesaria para tener niveles de testosterona más altos, el exceso puede tener un efecto negativo. Mantente en alrededor de 2 gramos de proteína por kilo de peso corporal.

6. NO BEBAS ALCOHOL: Será más difícil para el hígado desdoblar el estrógeno, haciendo de esta manera que tus niveles de estrógeno aumenten y disminuyan tus niveles de testosterona. Además el alcohol disminuye los niveles de zinc en tu cuerpo. Puedes consumir alcohol 2 veces al mes.

7. NO TÉ VERDE: Si bien es cierto este es un gran antioxidante y bueno para la salud. Recordemos que la producción de testosterona depende de las reacciones de oxidación. Recientemente, estudios que analizan el efecto del té verde en los niveles de testosterona, revelan un lado oscuro en el té verde, poco beneficio por lo menos para el culturista que busca incrementar testosterona.

8. DUERME 6 A 8 HORAS: Los estudios revelan que tus niveles de testosterona pueden bajar hasta un 40% cuando no duermes lo suficiente y que ellos son 30% más altos en mañana que en noche. Es decir, la pérdida de erección o deseo sexual en las mañanas puede ser una señal de que tu testosterona está descendiendo,

9. NO AL ESTRÉS: Cuando te estresas tu cuerpo secreta una hormona llamada cortisol, que detiene el proceso de producción de testosterona, sobrecargando las enzimas responsables de asegurar que las células en los testículos produzcan esta hormona. Deja de preocuparte, evita el sobreentrenamiento, come cada 3 horas, etc. La glutamina es un excelente neutralizador del cortisol, yo lo vengo usando años.

10. ENTRENA ADECUADAMENTE: Puedes forzar tu cuerpo para que produzca una gran cantidad de testosterona si realizas ejercicios compuestos que trabajan varios grupos musculares como: Sentadillas, peso muerto, Press de banco, Dominadas en barra fija, Fondos entre dos bancos y Press militar.ando las enzimas responsables de asegurar que las células en los testículos produzcan testosterona. Deja de preocuparte, evita el sobreentrenamiento, come cada 3 horas, etc. La glutamina es un excelente neutralizador del cortisol, yo lo vengo usando años.

11. CONSUME SUFICIENTES VITAMINAS: Las vitaminas A, B, E, C y el zinc, son esenciales en la producción de testosterona, pero si tu consumes suficientes vegetales y frutas, carnes magras y nueces no deberías preocuparte demasiado por conseguir suplementos con vitaminas extra A, B y E. Por otro lado se ha mostrado que la Vitamina C disminuye los niveles de cortisol permitiendo así que tu cuerpo produzca más testosterona, además reduce la enzima aromatasa que convierte tu testosterona en estrógeno. Consume 1000 a 1500 gr de vitamina C diaria.

12. NO A LA SOJA: Si bien la a soja es un vegetal rico en proteínas y otros componentes bioactivos como las isoflavonas y la genisteína, se ha demostrado que disminuye la testosterona, por lo que el uso del mismo como la fuente primaria de proteínas está cuestionando en los atletas masculinos.