Deja un comentario

Alimentos contra el dolor de cabeza

dolor-de-cabezaEl dolor de cabeza no está relacionado con alimentos específicos, pero las migrañas sí pueden desencadenarse ante sustancias determinadas.

¿Existe alguna relación entre los alimentos que consumimos y el dolor de cabeza? ¿Qué papel desempeña la dieta en las migrañas y las jaquecas? ¿Es posible que un cambio de hábitos en la mesa reduzca su aparición, su intensidad o su frecuencia? Muchas personas -en especial, las que sufren estos dolores con asiduidad- se hacen estas preguntas. Si bien el dolor de cabeza no está relacionado con alimentos específicos, las migrañas sí pueden desencadenarse ante determinadas sustancias. Por tanto, quienes padecen estos dolores -muy intensos, recurrentes e incapacitantes- pueden sentirse mejor si introducen cambios en su estilo de vida, incluida la dieta. A continuación se explica Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Dolor de cabeza, cefaleas y migrañas, por el Dr. Marcelo Barroso

migrana

Estrés, malas posturas, insomnio, omitir comidas son todos factores que predisponen al tan odiado dolor de cabeza, tan común en los días que corren. Muchas veces el uso permanente de analgésicos puede generar el efecto contrario al deseado. Un ajuste quiropráctico, otra opción para corregir el problema de raíz.

Es frecuente, en la época en las que vivimos, padecer de dolores de cabeza, y es por eso que cada vez son más son más frecuentes las consultas por este tema.

La gran mayoría de los dolores de cabeza son originados por la tensión diaria, las situaciones de estrés, mucho tiempo frente a la computadora, un ritmo de vida acelerado, poco tiempo para relajarse, respirar y comer mal y a las apuradas, son actitudes de vida que colaboran para generarnos malestar y está en nosotros poder cambiarlas.

En otras situaciones, las malas posturas son el factor desencadenante, ya sea las adquiridas por un estilo de vida o las que vienen de nacimiento, pueden generar estas molestias.

Cuando estas molestias se hacen más intensas las sensaciones pasan a ser más insidiosas derivando en náuseas y cambios en la visión (aura). Es un dolor lacerante, pulsante, que puede estar en un lado o en ambos de la cabeza, cambiante con las diferencias de posición de la cabeza.

Aunque a veces tomando alguna medicación pareciera ceder, el uso repetido de analgésicos para disminuir el dolor termina generando rebote y desencadenando dolencias a repetición, como consecuencia del abuso de fármacos.

El hecho de trabajar demasiado, no dormir lo suficiente, omitir comidas y consumir alcohol o drogas psicoactivas puede hacer que uno sea más susceptible a dichos dolores.

Las personas que consumen cafeína pueden presentar dolores de cabeza cuando no obtienen la cantidad diaria usual. Otras causas comunes pueden ser: apretar o rechinar los dientes, esforzarse demasiado, mantener la cabeza en una posición durante mucho tiempo, como al utilizar una computadora, o un microscopio o y una mala posición al dormir.

La causa más común de dolor de cabeza es la tensional. Es un dolor o molestia en la cabeza, el cuero cabelludo o el cuello, generalmente asociado con tensión de los músculos en estas áreas.

La cefalea tensional es una de las formas más comunes de dolores de cabeza y puede ocurrir a cualquier edad, aunque es más común entre los adultos y los adolescentes. Se considera una afección crónica si sucede dos o más veces a la semana durante algunos meses o más. Los dolores de cabezas diarios y crónicos pueden resultar del tratamiento deficiente o excesivo de un dolor de cabeza primario.

Un dolor de cabeza intenso puede ser el síntoma de una enfermedad más grave, como una infección en la nariz, en la garganta o en los oídos, o bien puede deberse a hipertensión arterial.

Aunque en la mayoría de los casos suele ser benigna, es sumamente importante hacer un correcto diagnóstico, sabiendo diferenciar las diferentes situaciones que pueden desencadenar dolor de cabeza, para así poder actuara correctamente en cada caso.

Diferencias entre migraña, cefalea y dolor de cabeza

Cuando uno habla de dolores de cabeza, se puede pensar que es lo mismo que la migraña o la jaqueca pero no es así. Por ejemplo, el dolor de cabeza suele ser provocado por una tensión como estrés, malos hábitos posturales, hasta ciertos alimentos puede llegar a  desencadenarla, suele remitir con el reposo y con un cambio de vida la renitencia puede ser permanente.

La migraña suele ser un dolor que puede tomar un lado de la cabeza, a veces los dos suele ser sintomatológicamente más severo, acompañado con nausea vómitos y a veces alteraciones de la visión denominado aura.

La solución quiropráctica

La quiropraxia bien entendida se ocupa de hacer un correcto diagnóstico de cada vértebra en particular, sabiendo que la relación entre la columna vertebral y el sistema nervioso es muy cercana. La pérdida de la posición fisiológica normal es más frecuente de lo que creemos, hecho que se denomina subluxación vertebral, así es entonces que partiendo de un detallado análisis encuentra los desalineamientos vertebrales y los ajusta, en este acto si la vértebra recupera su posición, pero lo más importante es que se retira la compresión nerviosa que esta estaba generando.

Debemos comprender que para que una vértebra pierda su posición las estructuras que deben contenerla (músculos, ligamentos y tendones) también trabajan mal. Es por eso que el ajuste quiropráctico produce que se libere el nervio y todas estas estructuras que estaban funcionando mal comiencen a hacerlo de manera adecuada.

Es así entonces que las formas pueden afectarse y una columna rectificada pueda llegara a recuperar su lordosis fisiológica, debido a que las estructuras funcionan mejor desde el punto de vista neurológica.

Esta situación es igualmente aplicable a todas las alteraciones posturales que determinan formas particulares de la columna vertebral. Podemos decir entonces que la quiropraxia  puede cambiar las formas desde el punto de vista que logra mejorar las potencialidades de funcionamiento del cuerpo en general.

Cuando una columna cervical recupera su forma, los nervios que discurren por los forámenes vertebrales se encuentran sin  compresión y como consecuencia, las estructuras musculares trabajan adecuadamente sin tensión disminuyendo  las posibilidades de generar, entre otras situaciones dolores de cabeza.

Algunas cifras de la OMS

  • El 12% de la población de más de 14 años padece migrañas.
  • Se da en todas las edades, también en niños, pero repunta en mujeres entre 20 y 55 años.
  • El 55% de los pacientes con migraña la sufre más de 3 veces al mes.
  • Uno de cada 4 pacientes no sigue el tratamiento preventivo prescrito por su neurólogo.
  • La migraña se presenta en un 17% de las mujeres y en un 8% en hombres.
  • Un 2% de la población sufre la migraña de forma crónica.
  • Un 40% de pacientes se automedica para tratar el conflicto.
  • El 98% de la población tuvo o tendrá un dolor de cabeza.

http://www.vertebralle.com/