Deja un comentario

Comenzando a hacer ejercicio después de una vida sedentaria

gordoEn este caso voy a comentar lo que sucede cuando una persona decide que ya es hora de dejar el sofá, y que debe ponerse manos a la obra con su cuidado personal y el ejercicio físico.

Suele ocurrir que después de llevar un tiempo sin entrenar o cuando tenemos una vida sedentaria, no somos conscientes de que nuestro estado físico va decayendo poco a poco, cada vez nos cansamos antes, nuestras pulsaciones en reposo son muy altas o simplemente con una carrera para coger el autobus conlleva tener agujetas durante los 2 ó 3 días siguientes. En cualquiera de los casos hay que ser realistas y ver que el tipo de hábitos que tenemos en nuestro día a día no son buenos, y que, hay que cambiar.

Es momento de comenzar a entrenar!  ¿Como lo hacemos? ¿Donde? ¿Con quien? ¿Con que material? ¿Cuanto tiempo? ¿Con que intensidad? Es decir, antes de comenzar a entrenar ya tenemos 20 dudas que no sabemos ni como resolver. Pero claro, para eso está el Gimnasio ¿o no es así?. Pues muy a pesar de lo que la gente cree, el gimnasio NO es la solución en todos los casos.  ¿Quiere decir esto que el gimnasio no es lo más apropiado? No exactamente, pero hay que tener en cuenta varias cosas que os voy a desglosar.

1- En primer lugar, es recomendable tener a tu lado a alguien que te sepa aconsejar en cuanto a lo que hacer, es decir, que sea un experto en la preparación física. En el caso de que esto no sea posible, puedes seguir los siguientes consejos generales: Sigue leyendo

Anuncios