Deja un comentario

Aumenta el consumo de fármacos para tratar la ansiedad entre la población española

AntidepresivosCuatro de cada diez ciudadanos españoles ha consumido algún fármaco para tratar la ansiedad a lo largo de su vida. En el caso de las mujeres, esta cifra aumenta a 1 de cada 2 españolas. Estas son algunas de las conclusiones de una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y publicada en la revista OCU-Salud del mes de febrero.

La investigación ha sido elaborada a partir de 2.000 entrevistas realizadas a ciudadanos españoles entre 18 y 74 años, a los que se les preguntó sobre elconsumo de ansiolíticos, somníferos, antidepresivos u opiáceos para disminuir el nivel de ansiedad.

Respecto a la frecuencia de consumo de estos medicamentos en el último año, uno de cada tres españoles afirmó haber recurrido a los fármacos para manejar sus problemas de ansiedad. Según establece la OCU, estos niveles de consumo en la población española resultan “llamativamente” elevados, si se comparan, además, con los resultados obtenidos en otros países como Bélgica, Italia, Portugal o Brasil. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

¿Es la depresión una enfermedad inflamatoria?

depresion-causas-de-la-depresion

El reconocimiento del muy importante papel de los omega-3 en la prevención y el tratamiento de la depresión promete el desarrollo de una concepción totalmente nueva de esta enfermedad. ¿Y si la depresión fuese, también ella, una enfermedad inflamatoria, como se ha descubierto hace poco respecto a la enfermedad de las arterias coronarias? Esto permitiría explicar un conjunto de extrañas  observaciones que las teorías contemporáneas de esta enfermedad –que se limitan a examinar la influencia de neurotransmisores como  la serotonina- omiten corriendo un tupido velo.

Tomemos el caso de Nancy, por ejemplo. Tenía 65 años cuando se le diagnosticó una depresión por primera vez en su vida. Sigue leyendo


Deja un comentario

¿QUÉ ES LA SEROTONINA?

brain_thumbLa serotonina es un neurotransmisor, una sustancia que se encarga de regular nuestro estado de ánimo. Se encuentra en nuestro cerebro y es la responsable de evitar la depresión, la ansiedad y de regular la pulsión sexual, el apetito e incluso nuestra tendencia a comprar o poseer cosas.

Esta molécula es sintetizada en las neuronas, tanto en el núcleo como en las terminaciones, aunque posiblemente las últimas constituyen los puntos más importantes para la regulación rápida de su síntesis.

La deficiencia de esta suele dar lugar a diversos síntomas como el estado mental negativo o de rechazo, baja autoestima, ansiedad, obsesiones, tristeza, irritabilidad y alteraciones del sueño.

Las causas de que nuestro cerebro produzca menos cantidad de serotonina se pueden encontrar principalmente en la alimentación y el estrés.

En el primer caso, todos los productos que contienen azúcar y harinas blancas alimentan en el intestino bacterias patológicas que alteran la ecología intestinal produciendo un incremento de bacterias anaeróbicas y matando las bacterias que tienen como función principal el metabolismo del triptófano. El triptófano es una molécula (aminoácido) precursora de la serotonina y que todos comemos dado que está presente en la carne, la banana, la leche, el huevo, por lo cual nadie debería carecer del precursor de la serotonina, si este fuera bien absorbido. El problema es que la alteración de la flora bacteriana por los productos industrializados que comemos genera la mala absorción del triptófano y por esta razón, no llega al sistema nervioso donde se producirá la síntesis de serotonina y de ahí sus acciones.

En el segundo caso referente al estrés, cuando una persona está nerviosa, angustiada, ansiosa e incluso insomne naturalmente se produce el aumento de una hormona denominada cortisol. En la actualidad sabemos que el cortisol ejerce sobre el cerebro una acción tóxica, que llega a producir la muerte neuronal. Por esta razón, el cortisol siempre va a generar la disminución de la química cerebral en general. La serotonina es una de las primeras sustancias que baja cuando hay exceso de cortisol en el cerebro.

De manera general, las mujeres producen menos serotonina que los hombres. Los vegetarianos, los niños alimentados con preparados lácteos sustitutivos de leche materna y la alimentación rica en grasas pueden ser precursores de un déficit de serotonina.

La luz solar y el ejercicio físico son ambos beneficiosos para su producción, así como la incorporación progresiva de hábitos saludables de vida.